≡ Menu

Vidente natural sin gabinete Don Fidel

vidente-natural-sin-gabinete-don-fidel

ELIJA CON CONFIANZA

A la hora de buscar una consulta de videncia es muy lógico buscar a un vidente particular, alejarse de tantos gabinentes dirigidos por empresas de comunicación. Es un enfoque anónimo y que se aparta mucho de la tradición de este oficio.

Por tanto querer contactar con un vidente natural sin gabinente es algo que obedece a la necesidad de encontrar un buen servicio, de saber escoger a un profesional que sepa respondernos a nuestras preguntas con un criterio de calidad.

Ahora bien, a la hora de seleccionar no nos quedemos simplemente con la idea de que esa persona posee un don “natural” que le permite ver “desde niño”. Muchos nos dirán eso, por lo que es preferible atenerse a un criterio más tradicional, más antiguo. Se quiera o no es preferible atender a un método, y de entre todos los métodos existentes destaca por su antiguedad el I Ching.

Le sugiero mi propia consulta porque cumple los tres requisitos necesarios para una consulta de calidad y confianza.

1. Sin Gabinete. Una consulta privada que atiendo personalmente.

vidente natural particular

Un trato personal en una consulta privada

La primera diferencia en mi servicio de videncia natural  es que se trata de una consulta privada, un servicio en el que sólo atiendo yo. De este modo sabrá quien está al otro lado del telefono, permitiendo una atención personal y de calidad.

Es importante entender que el fin del planteamiento artesanal en este oficio por la moderna visión empresarial  ha provocado el empobrecer de la calidad. Y es que este primer criterio de elección de videntes  es fundamental si lo que deseamos es un servicio de calidad. Dada la gran popularidad del tarot telefónico existe una oferta empresarial que ha provocado que muchas consultas de videntes por teléfono se basen en servicios de empresa, los call-centers o gabinetes de tarotistas, en los que el trato será más propio de un servicio de comida rápida lo que nos hará optar por un servicio particular en nuestra consulta al destino.

Lo hay que buscar es un trato privado personal, y más en temas tan delicados como las preguntas del amor por ejemplo. ¿Cómo saber si es una consulta privada? Evidentemente al llamar debe ponerse al telefóno la persona que se anuncia, como en cualquier otro servicio de atención privada y personal.

Hay que andar con cuidado con el sistema actual de anunciarse como particular que utiliza el gabinete de turno de tiradas de tarot para que luego conectemos con un call-center porque el que se anuncia afirma no poder ponerse. Por otro lado la idea de que no importa hablar con la persona que da la cara porque se supone que ha elegido un equipo de profesionales nos lleva al siguiente elemento de criterio.

LA PSICOLOGIA DE OCCIDENTE

LA PSICOLOGIA DE OCCIDENTE

2. Fiable. Consulta profesional

Buscar un vidente natural implica necesariamente buscar profesionales fiables cuyas consultas se basen en criterios artesanales. En mi caso años de experiencia y una sólida formación avalan la calidad de mi servicio Se trata de ofrecer una consulta artesanal, basada en los planteamientos tradicionales de oficio y experiencia.

Un criterio básico para elegir videntes telefónicos es indagar la calidad profesional del que ofrece la consulta. Resulta lógico creer que se trata de seleccionar a la persona que posea una sólida formación sobre el tema y que tenga años de experiencia para así poder ofrecerle una consulta de calidad.

vidente natural artesanal

Experiencia y formación

En esto, como en tantas otras  cosas, usted ha de decidir qué tipo de profesionales prefiere elegir. Existen muchos anuncios de videncia que afirman que hay personas que poseen poderes infalibles que les permiten ver el futuro sin problemas.
Frente a esto le sugiero que se plantee una alternativa de sentido común que lógicamente le dará un planteamiento más propio de una tradición artesanal basada en el sistema y no en la persona, y el que se se privilegia la experiencia y formación del profesional al que se va a consultar.

LA SABIDURIA DE ORIENTE

LA SABIDURIA DE ORIENTE

I CHING. LA VIDENCIA DE ORIENTE

La última diferencia que le permite distinguir un buen vidente es el sistema que se utiliza. En mi caso que podrá consultar a un antiquísimo sistema de videncia procedente de Oriente.

Una diferencia fundamental de mi consulta por teléfono es que no soy tarotista ni vidente ni nada parecido. Lo que utilizo en mi consulta es un oráculo, el I Ching. Se trata de un oráculo de adivinación que responde por sí mismo a nuestras preguntas sin interferencias o interpretaciones subjetivas. Usted pregunta y el Oráculo del Cambio le responde. Por ello este sistema es muy valorado por los entendidos.

Si está buscando una manera diferente al típico tarot o las videncias de turno el I Ching se muestra como la verdadera alternativa procedente  de la profunda sabiduria oriental de miles de años.

El milenario Oraculo de Oriente

El milenario Oraculo de Oriente

El I Ching al preguntarle nos contesta hablándonos sobre tres puntos:

* El Presente. Lo que pasa. El Oráculo del Cambio nos revela los sentimientos ocultos de las personas, la situación de fondo de nuestra situación actual que puede no ser percibida.

* El Futuro. Lo que sucederá. Fruto de lo que se está “cociendo” en el presente aparece el rumbo del futuro, si el presente es la semilla el futuro sería el arbol. Al consultar al I Ching nos muestra la tendencia de lo que vendrá hacia adelante. Para predecir los acontecimientos el I Ching se basa en un criterio simple y sencillo: la semilla (lo que está en potencia) y el árbol (lo que está en acto). El árbol de nuestro presente es fruto de la semilla del pasado, y a la vez está generando una nueva semilla que marcará nuestro futuro.

* El Consejo. La sabia sugerencia. Para el pueblo chino “El Anciano”, como le llaman con cariño, es fuente tradicional de consejo surgido de una sabiduría de miles de años. El I Ching nos aconseja, nos ofrece recomendaciones para que poder actuar de la mejor manera posible. Esta es una diferencia esencial respecto a cualquier otro sistema de adivinación como el tarot, videncias o similares.

La profundidad y seriedad de sus recomendaciones hacen que aglutine en él toda la esencia del pensamiento oriental más elaborado. Se trata de lograr el camino acertado, de buscar la armonía adaptándonos activa o pasivamente a lo que ocurre según el criterio que consigamos obtener ante ese corriente de acontecimientos que vivimos.

La mejor prueba la experiencia

Le he expuesto tres claves que definen mi consulta ofreciéndole un servicio de vidente natural sin gabinete. Estaré encantado de atenderle en el teléfono 806 o Visa, con un trato discreto y profesional.

A su disposición,

Don-Fidel

Don Fidel

Licenciado en Psicología y Filosofía