≡ Menu

Vidente natural de confianza Don Fidel

Cuando estamos hablando de videncia y videntes muchas veces se busca a la hora de consultar mi futuro a un vidente natural, con la idea de que alguien por nacimiento posee superpoderes que le permiten ver el futuro con toda facilidad.

Esta idea choca con la practica tradicional de este oficio. Ante todo está el sistema, y en mi caso el oráculo. El hombre es falible, por lo que tradicionalmente se ha privilegiado aquellos sistemas de adivinación que nos permitan cierta objetividad, cierta garantía. Este es el caso del I Ching, el oráculo del cambio.

Este antiquisimo sistema de adivinación nos permite preguntar al propio oráculo y que él mismo no responda. De este modo tenemos una auténtica consulta de videncia, ajustada a una practica de miles de años de constante consulta.

Por tanto si lo que se busca es un vidente natural de confianza es preferible atenerse a buscar a un artesano, a un profesional con consulta privada y que privilegie no sus capaciadades sino el misterio de una tradición expresada en un oráculo. En caso contrario existen multitud de ofertas de personas que afirman poseer esos superpoderes y que gustosamente en centros de llamadas nos atenderán.

Aquí la responsabilidad es del cliente, es él el que genera la oferta actual de este mercado.